¿Quiénes Somos?

Asociación civil sin fines de lucro. Personería jurídica Nº 30.399. Mar del Plata – Buenos Aires – Argentina

COMISIÓN DIRECTIVA Y SOCIOS

Laura Blanco

Socio

Nací en una familia de cuenteros. Crecí escuchando a mi abuelo y a mi papá sus leyendas de aparecidos, recitados, fábulas en las que cada animal tenía su voz característica. Si de los hombres me llegaron palabras con gusto a raíz, con olor a campo, con mi mamá escuché las mil versiones de los cuentos […]

María José Troglia

Socio

Mis padres me llamaron María José, nunca me gustó mucho mi nombre, por eso debe ser que acepté tantos apodos. Los libros son parte de mi vida desde que puedo acordarme. Leo para estudiar, para trabajar, para descansar. Compro libros, los regalo, los presto, los tomo prestados, los busco en cada lugar que visito. Comparto […]

Claudia Segretin

Socio

Aprendí a leer a los 5, en una tarde de sarampión, en la Villa Gesell de mi infancia, cuando descubrí, en un entrañable ejemplar de Los libros de Polidoro, que las manchitas negras decían La onza de oro. Desde entonces, las palabras me prodigan como la onza de oro de aquel cuento. Hoy puedo decir […]

Mariana Rodríguez

Socio

Soy Mariana Rodriguez, Profesora en Educación Primaria, de Adultos y narradora oral. Mi primer acercamiento a las historias lo tuve de la mano de mi madre. Tengo el vivo recuerdo de estar las dos en su cama y ella inventándome un cuento sobre Betelú y su muñeca de trapo. ¡Cómo lo disfrutaba!, así descubrí que […]

Cintia Pellegrini

Socio

Cintia Belén Pellegrini nació en Mar del Plata (Argentina) en 1983. Es Profesora en Letras Nivel EGB y Polimodal. Actualmente se desempeña como profesora de Prácticas del Lenguaje y Literatura en distintos establecimientos educativos del nivel Medio de la ciudad. Se desempeñó como Profesora de Español para extranjeros en el Programa Mar del Plata, de […]

Valeria Paz

Socio

Nací un 16 de junio, hace ya más de tres décadas. Tuve la suerte de tener una mamá y unos abuelos muy lectores, a quienes siempre les gustó regalarme libros. Recuerdo tardes enteras de verano, tirada en la cama leyendo (¿o será mejor decir, “devorando libros”?)… Una niña anticuada, Papaíto Piernas Largas, La historia sin […]

Esther Mora

Socio

No me acuerdo cuándo tuve por primera vez un libro entre mis manos, pero era muy chica, y la presencia de mi padre es muy fuerte en relación a los libros y a la lectura. Leía antes de 1º grado. Recuerdo los libros de Constancio Vigil “La hormiguita viajera” y el de un ñandú que […]

Josefina Méndez

Socio

Pensar en mi formación como lectora me conduce directamente a mi familia. Ellos fueron los primeros en leer las efusivas líneas que hicieron brotar de mí las lecturas infantiles. Así recibí mi primer título: “la que hace las mejores cartitas”. En sus lágrimas de emoción al recibirlas entendí el poder de las palabras: su capacidad […]

Melina López de Ipiña

Socio

Mi encuentro con las palabras, empezó desde la panza de Mamá, hechicera que logro gestar en mí, el amor por los libros. En casa los cuentos, las poesías y las novelas eran refugio, nos acompañaban en la siesta, antes de dormir, en alguna fiesta, en viajes. Pequeñas grandes palabras acompañaron mi viaje hasta hoy. Como […]

Lucía Couso

Socio

No sé cómo empecé a leer literatura, pero recuerdo los libros que había en mi casa con mucha precisión. Como vivía en un pueblo, la librería más cercana estaba bastante lejos, en otra ciudad, y mis lecturas se encontraban en la biblioteca de mi casa, en la del barrio, o en los libros que me […]

Rosario Membibre

Socio

Soy la más chica de una familia de lectores; libros, diarios y revistas nunca faltaron en mi casa, junto con la radio que se encendía bien temprano a la mañana. En mi infancia en el campo, mi mamá tenía algunos remedios eficaces contra el aburrimiento (y probados con dos hermanas mayores): lápices o crayones, masa […]

María Elena Estruch

Mi nombre es María Elena, al nacer me recibió un caluroso verano mendocino y una familia que me acunó con nanas españolas, cantos y cuentos. Las acequias, las siestas y los tilos me vieron crecer de la mano de mi papá, que como buen sastre español, cosía telas cantando morriñas, así se fueron hilando palabras. […]